Cómo crear y gestionar contraseñas robustas

Cómo crear y gestionar contraseñas robustas

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Buffer this page
Buffer
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Dejarías la llave de tu casa puesta? ¿Tendrías una puerta de cartón? Entonces, ¿por qué utilizas contraseñas simples y/o dejas tus dispositivos desbloqueados?

El principal argumento de las personas para justificar el uso de contraseñas poco robustas es que, de este modo, son fáciles de recordar. La razón que damos para excusar la utilización de la misma contraseña para la mayoría de nuestras cuentas es que disponemos de muchos servicios, por lo que sería muy complicado recordar todas las contraseñas. En este artículo, trataremos de mostrar los pasos a seguir para crear contraseñas robustas y hacer una gestión adecuada de las mismas.

En la actualidad, vivimos en un mundo en constante transformación digital, en nuestro día a día interactuamos con numerosos servicios que se encuentran conectados a la red y para acceder a los mismos, usamos contraseñas, del mismo modo que utilizaríamos una llave para entrar a nuestra casa. Podemos afirmar, que la gran mayoría de las personas ya disponen de dos perfiles igual de importantes, el físico y el digital, por tanto, debemos preservar la seguridad de ambos. Si alguien accediera a nuestras cuentas de correo electrónico, Facebook, Instagram, bancos, etc., podría comprometer muy seriamente nuestra seguridad y nuestra privacidad, por ello, debemos darle a la creación de contraseñas seguras la importancia que requiere.

Es muy común crear passwords simples y fáciles de recordar, pero no somos conscientes del peligro que ello conlleva. En este listado podéis consultar las contraseñas más inseguras del mundo, según NCSC (Centro de Ciberseguridad Nacional del Reino Unido). ¿Os resulta familiar alguna de ellas?

  1. 123456
  2. 123456789
  3. Qwerty
  4. Password
  5. 111111
  6. 12345678
  7. abc123
  8. 1234567
  9. password1
  10. 12345

Recomendaciones para crear contraseñas seguras

Os dejamos una serie de recomendaciones que cualquier ciudadano debería seguir a la hora de crear sus contraseñas:

  • El punto más importante es que tu contraseña sea secreta, es decir, no debes compartirla con nadie, ni con amigos, ni con familiares, ni con tu pareja.
  • Tus datos personales (nombre, apellido, ciudad, fecha de nacimiento, etc.), no deben formar parte de la contraseña.
  • La longitud de la misma debe ser, al menos, de 10 caracteres.
  • Tiene que ser robusta, por lo que deberá contener caracteres en minúsculas, mayúsculas, números y símbolos.
  • No usar la misma contraseña para todos los servicios que utilizamos en Internet.
  • No le facilites a nadie tu contraseña por teléfono, email o servicios de mensajería instantánea como whatsapp.
  • En lugar de almacenar tus contraseñas en el navegador, utiliza un gestor de contraseñas. Estos programas nos permiten almacenar todas nuestras contraseñas de manera segura a partir de una clave maestra. En el siguiente enlace, desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), nos muestran diversas opciones.
  • Si configuras las preguntas de seguridad, solo tú debes ser conocedor de las respuestas.
  • Cambia tus contraseñas cada cierto tiempo, por ejemplo, cada 4 meses.
  • Por último, cada vez que introduzcas tu contraseña, asegúrate de que nadie la está viendo. Para ello, puedes tapar el teclado con la mano y bajar el nivel de iluminación de tu pantalla.

En el siguiente enlace, “Secure Password Check”, Kaspersky nos ofrece una herramienta online para comprobar si nuestra contraseña es robusta y cuánto tiempo se tardaría en descifrarla.

Consejos prácticos para crear tus contraseñas

Existen diversos trucos nemotécnicos para crear contraseñas seguras y fáciles de recordar, en esta ocasión, os vamos a recomendar dos opciones, aunque existen muchas más:

Utiliza patrones a partir de una frase

  • Elije un número (3).
  • Piensa en una frase que tenga significado para ti y escribe las iniciales de cada palabra. La primera inicial la escribiremos en mayúscula. Ejemplo: “Lo único imposible es aquello que no intentas” à “Luieaqni”
  • Añade un carácter especial ($)
  • Junta el número, las iniciales de la frase y el símbolo especial, para obtener tu nueva contraseña: 3Luieaqni$
  • Para diferenciar nuestra contraseña según el servicio que utilicemos, podemos agregar la inicial de dicho servicio al final, por ejemplo, en este caso, para Facebook sería: 3Luieaqni$f

El juego del dado

Desde la Oficina de Seguridad del Internauta nos proponen una manera muy dinámica para generar nuestras contraseñas por medio de un juego con dados. Es la opción que recomendamos para que los niños creen sus propias contraseñas de una forma simple, entendiendo la importancia de la seguridad digital, pero resultándoles un proceso ameno y divertido. Tras crear una tabla de conversión con distintas palabras asociadas a números que van del 11 al 66, lanzaremos los dados para obtener nuestra combinación de palabras a las que tendremos que añadir algún número y caracteres especiales. Os dejamos el enlace al documento de OSI “Mejora tus contraseñas”, para que podáis acceder a las instrucciones y a las plantillas de los dados.

La verificación en dos pasos

Aunque generemos contraseñas robustas, siempre va a caber la posibilidad de que nuestras cuentas se vean comprometidas, por lo que la NCSC recomienda implementar sistemas de autentificación de dos pasos. Se trata de un procedimiento cada vez más utilizado, tenemos el ejemplo, en nuestras cuentas bancarias, y se va a ir utilizando cada vez más. Consiste en que, tras introducir la contraseña, se nos pida una segunda clave, como un código que nos llegue a nuestro teléfono personal o una pregunta de seguridad.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Buffer this page
Buffer
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
vicentgadea

Leave a Reply

EnglishFrenchSpanish